El contenido puede venir en varias formas. Blogs, videos, fotos, infografías y contenido generado por usuarios son algunos ejemplos de contenido que una empresa puede publicar para atraer a posibles clientes a su sitio web. El principal desafío es navegar a través de la abundancia de contenido disponible en Internet hoy en día. Un estudio de 2017 afirma que cada día se generan casi 2 millones de publicaciones de blog. Dado que el estudio tiene algunos años, es seguro asumir que la cifra sigue aumentando cada día.

Destacarse de la competencia requiere que crees un mejor contenido, escribas artículos más largos y publiques videos que son más virales en su naturaleza. Pero todo esto es muy subjetivo. Para conocer el tipo correcto de contenido que se debe producir, la cantidad de palabras que debe contener y los canales por los que debes promoverlo, es importante comenzar con lo que llamamos “auditoría de la competencia”.

Como su nombre lo indica, la auditoría de los competidores consiste esencialmente en construir una base de conocimientos de lo que hacen tus competidores y compararlos con tu estrategia. Vale la pena señalar que “competidor” aquí no se refiere necesariamente a tus rivales comerciales. En su lugar, incluye todos los sitios web a los que un cliente potencial podría acceder en lugar de tu página web desde cualquier plataforma determinada. Por ejemplo, en el caso de la Búsqueda de Google, una entrada de Wikipedia que se ubica por encima de tu sitio para una palabra clave en particular puede considerarse un competidor.

Identifica tus canales de marketing.

El primer paso en la auditoría de la competencia es identificar tus canales de marketing. Estos son sitios web de terceros que remiten a los clientes a la página de tu negocio. A un nivel amplio, esto incluye sitios como Google, Facebook, Reddit, Instagram y YouTube. También debes incluir los diversos tableros de mensajes de la industria y los foros de discusión donde se reúnen tus posibles clientes. En resumen, cualquier sitio web que utilice un posible comprador es un posible canal de marketing.

Competencia de referencia

Una vez que tengas elaborada la lista de canales de comercialización, el siguiente paso es crear una base de datos de la competencia para cada una de estas plataformas y compararlas. Las estrategias que implementes serán diferentes para cada una de las plataformas.

Google

En Google, tu competencia es esencialmente todas las páginas web que se ubican por encima de tu sitio para cada una de tus palabras clave específicas. Puedes elegir una herramienta gratuita como Adwords Keyword Planner que puede enumerar las palabras clave más populares en tu sector. Una herramienta de pago como Ahrefs puede ayudarte a profundizar y encontrar las palabras clave que tus competidores están clasificando, filtrar las palabras clave por volumen de búsqueda, su longitud, etc. Esto es útil si deseas ampliar tu lista con palabras clave que quizás no estés orientando en este momento.

Elije una palabra clave a la vez y prepara una lista de páginas web que se ubican por encima de tu sitio. Esto también puede incluir todos los resultados de Google Noticias, resultados de imágenes y listados de búsqueda locales. Un posible cliente puede hacer clic en cualquiera de estos resultados de búsqueda antes de los suyos y, por lo tanto, son una competencia.

El siguiente paso es la evaluación comparativa. Hay docenas de factores que contribuyen a las clasificaciones de búsqueda. En términos generales, los siguientes factores son importantes desde la perspectiva del contenido:

  • ¿Qué tan relevante es el contenido presentado a la palabra clave objetivo?
  • El recuento de palabras.
  • Frescura del artículo.
  • Uso de encabezados claros y subsecciones.
  • Enlaces externos a fuentes de calidad.
  • Enlaces a la página web especificada.
  • La autoridad general del sitio.

Esta es una pequeña fracción de la lista general de factores. La evaluación comparativa de tus competidores para cada uno de estos factores debe darte una idea de dónde se encuentra tu contenido actualmente y dónde debería estar idealmente para vencer a la competencia.

Instagram

Instagram se está convirtiendo en una de las plataformas más buscadas para el marketing de contenido visual. Según un estudio, 1.7 de cada 10 hashtags en Instagram son de marca. No es sorprendente que casi 7 de cada 10 empresas estadounidenses se encuentren hoy en esta plataforma de redes sociales. Sin embargo, la auditoría de la competencia en Instagram puede ser un poco complicada, ya que es una plataforma de descubrimiento y no existe un patrón de navegación claro entre los posibles clientes.

Hay dos formas de auditar a los competidores.

Auditoría directa de la competencia: encuentra negocios que compitan directamente con tigo y tengan presencia en Instagram. Crea una base de datos agregada con todos tus últimos envíos y ordénelos por la cantidad de “me gusta” o comentarios que hayan recibido. Ir a través de las presentaciones de rendimiento superior para detectar un patrón en el tipo de contenido que provoca el máximo compromiso de la audiencia.

Auditoría de hashtag: muchos descubrimientos en Instagram ocurren con hashtags. El uso de los hashtags adecuados podría ayudarte a ser descubierto por posibles clientes. Herramientas como InstagramTags y Seekmetrics pueden ayudarte a identificar los hashtags más populares que puedes usar para tu industria. Puedes hacer una búsqueda exhaustiva de las publicaciones de tus competidores comerciales para ver el tipo de hashtags que usan y el tipo de compromiso que tienen. Esto puede proporcionarte una gran cantidad de información sobre cómo publicar un mejor contenido con hashtags que sean más efectivos. Instagram tiene un límite de hashtag de 30 por publicación. Tu estrategia de contenido debe ser maximizar el uso de hashtags mientras se mantenga relevante para tu audiencia.

Facebook

Facebook puede ser un medio difícil de comparar ya que el algoritmo cambia con tanta frecuencia. La auditoría de los competidores en este caso se realiza con la ayuda de dos estrategias específicas.

Auditoría directa a los competidores: similar a lo que describimos anteriormente para Instagram, esta estrategia consiste en elaborar una lista de todos tus competidores directos y analizar el compromiso de los usuarios en sus publicaciones. Puedes crear una base de datos agregada de los últimos cien envíos de cada uno de sus competidores y ordenar el contenido por el número de Me gusta y acciones. Esto te ayuda a tener una idea del tipo de contenido que le gusta a tu audiencia.

Auditoría de grupos: hay grupos de Facebook para todo tipo de temas y esto les brinda a las empresas una oportunidad fantástica para sembrar su contenido para promoción. Utiliza el directorio de Grupos de Facebook para buscar los Grupos principales en tu industria. Puede ser necesario unirse a estos grupos para tener una mejor idea del contenido que se publica aquí. Una vez que tengas acceso a estos grupos, prepara una base de datos agregada de todas las publicaciones más recientes de cada uno de estos grupos junto con métricas de participación como “me gusta” y “compartir”. Una vez hecho esto, puedes ordenar la lista para tener una idea del tipo de contenido que se comparte más.

El proceso de auditoría de la competencia es útil para identificar el tipo exacto de contenido que es popular en varias plataformas de referencia. Su éxito, sin embargo, depende de la ejecución. Gran parte de esto es prueba y error y el negocio exitoso es aquel que puede medir eficazmente cada aspecto del proceso de producción de contenido y su impacto en el compromiso y la adquisición del cliente.