Cuando se trata de dirigir un negocio, hay un millón y una cosas que necesitas para hacer todo bien. Sin embargo, incluso cuando tienes todas las piezas principales en su lugar, como tu sitio web, contabilidad, servicio al cliente y marketing de contenido, puedes encontrar que no estás recibiendo la cantidad correcta de clientes o el tipo correcto de clientes para tu negocio. Puede ser frustrante trabajar tan duro y luego salir con las manos vacías al final del día, sin saber dónde enfocar tus esfuerzos o qué cambios necesitas implementar para comenzar a ver mejores resultados.

Lo más probable es que si nunca has pasado mucho tiempo pensando en tu propuesta de venta única, es posible que dediques algún tiempo a pensar en los conceptos centrales de lo que distingue a tu negocio, así como las razones por las que tus clientes te elegirían específicamente, dará sus frutos al final.

¿Qué es una propuesta de venta única?

Entonces, en primer lugar, ¿qué es una propuesta de venta única? Algunas personas lo llaman USP, y otros lo llaman una propuesta de valor. No importa cómo lo llames, siempre y cuando tengas uno que funcione para tu negocio. En pocas palabras, una propuesta de venta única, o USP, es una declaración acerca de lo que te distingue como un negocio único. O en otras palabras, por qué alguien elige tu marca en lugar de la de otra persona.

Las USP son posiblemente más importantes que tu eslogan, más importantes que tu biografía y posiblemente incluso más importantes que las descripciones de tus productos o servicios. Tu USP es ese beneficio memorable que tú proporcionas. Tu USP debe hacer que tus prospectos comprendan el valor de trabajar con tigo en cuestión de segundos.

¿En qué se diferencia una propuesta de venta única de un eslogan?

Muchas personas obtienen propuestas de venta únicas confundidas con el concepto de eslogan, y es fácil comprender por qué. Ambos son declaraciones breves relacionadas con tu negocio y comunicadas a tus clientes de una manera que debería ser memorable. Pero ahí es donde terminan las similitudes. Mientras que un eslogan a veces puede ser similar a una USP, generalmente es el caso de que la USP tenga un poco más de información definitoria y un lenguaje menos florido. Estas son las principales diferencias entre un eslogan (o lema) y una propuesta de venta única:

  • Un lema está destinado a ser sólo unas pocas palabras. Se quedará en la mente de tu prospecto y puede ser más inteligente en lenguaje que una propuesta de venta única.
  • Se supone que una USP está más orientada a los beneficios: ¿cuál es el resultado que tus clientes pueden esperar de trabajar con tigo? Será descriptivo y, en lugar de jugar con la selección de palabras o tratar de ser lindo o inteligente, irá directamente al corazón de lo que distingue a tu negocio.

Cómo crear tu USP

Entonces, ahora que sabes que necesitas una USP, ¿cómo creas una?

La primera manera de comenzar a reducir tu USP es hacer una lista de todas las cosas que haces que son únicas en tu industria. Este es el momento de la lluvia de ideas, así que no te censures, solo haz esa lista. Si estás en lo que temes que sea una industria altamente saturada, piensa en algunas cosas pequeñas que haces que te ayuden a destacar. Revisa el proceso de obtención de clientes, la participación de clientes y la relación posterior con el cliente. ¿Hay algo que haga que seas único para tu industria o que merezca la pena destacar?

Cómo reducir tus puntos de venta únicos

Una de las mejores maneras de reducir lo que te distingue en tu industria es hacerse esta pregunta: ¿Qué problema resuelvo para mis clientes? Para algunas empresas, esta será una respuesta obvia, como cualquier cosa en los campos de la salud y el bienestar. Sin embargo, si estás involucrado en un negocio que parece tener menos que ver con un gran problema, todavía hay formas en que puedes ayudar a tus clientes.

Por ejemplo, digamos que creaste una aplicación de juego. Si bien es posible que tu juego no resuelva un problema de salud o los ayude a dirigir tu negocio, ¿qué hace? ¿Jugar con tu juego aumenta el poder mental? ¿Es bueno para las risas? ¿Puedes conectarte con amigos de todo el mundo? Cualesquiera que sean los beneficios, simplemente escríbelos todos.

Si trabajas en una industria basada en servicios estándar, como contabilidad, bienes raíces o diseño web, ¿hay algún componente de tu proceso que tu cliente encuentre único? Una nota rápida: no tienes que ser el único que haga lo que sea en algo especial. Solo debes ponerlo como parte de tu proceso. ¿Qué estás haciendo que tus competidores no lo estén haciendo o no estén hablando de ello?

Pregunta a tus clientes qué te diferencia

Si aún tienes dificultades para descubrir qué te distingue, puedes intentar pedirle a tus clientes existentes que te hagan comentarios. Si eres nuevo en el negocio, es posible que no puedas hacer esto todavía, pero si has tenido tu negocio por un tiempo y tienes solo un puñado de clientes felices, esta puede ser una excelente manera de descubrir qué te haces mejor.

A veces, cuando estamos demasiado cerca de algo, es difícil elegir detalles específicos. Por ejemplo, en mi propio negocio como escritor les pregunté a mis clientes qué es lo que más aprecian de lo que hago. Si bien tenía una idea de lo que me hacía destacar, varios de ellos señalaron que era excelente ayudándolos a crear e implementar una voz de marca que funcionaba para su negocio. Después de escuchar esta retroalimentación de varios clientes, quedó claro que esto era parte de mi USP.

Averiguar qué piensan los clientes de ti no es nada difícil, solo contáctales y pregúntales qué es lo que más les gustó de trabajar contigo. Si ya has creado tu propia lista de ideas, puedes encontrar que corresponde a lo que ya estabas pensando, o puedes terminar encontrando algunas cosas sorprendentes que ni siquiera sabías que eran importantes para tus clientes.

Por ejemplo, si eres un asistente virtual, puedes descubrir que, después de contactar con algunos clientes, te das cuenta de que realmente aprecian que haya videollamadas mensuales con ellos. Podrías haber pensado que era solo una parte normal de administrar tu negocio, pero tal vez tus clientes lo vean como un gran beneficio porque obtienen lo mejor de ambos mundos: un asistente que es virtual, pero a quien también pueden conocer cara a cara. .

O tal vez eres una compañía de software que ofrece un servicio de chat en línea. Es posible que haya muchas opciones similares, pero lo que no te das cuenta es que tu equipo de atención al cliente responde rápidamente a todas las solicitudes de la mesa de ayuda. Esto es algo que te distingue de lo que podría no haberte dado cuenta de que era un beneficio tan grande si no te hubieras tomado el tiempo de preguntar a tus clientes.

Si eliges entrevistar a los clientes para averiguar qué es lo que más les gusta, puedes hacerlo mediante una encuesta rápida por correo electrónico o por teléfono. Si eliges hacer la encuesta por correo electrónico, haz preguntas abiertas para que puedan decirte lo que realmente piensan sin que se les lleve a una respuesta con múltiples opciones o preguntas.

Cómo armar tu propuesta de venta única

Ahora que sabes lo que te hace especial, ¿cómo lo juntas todo para crear tu USP? Hay muchas fórmulas disponibles, pero de ninguna manera son la única forma de escribir tu USP. Si prefieres hacerlo sin una fórmula, entonces hazlo. Si deseas un punto de partida, intenta esto:

(Inserta el nombre de tu empresa) ayuda (inserta tu mercado objetivo) (inserta el resultado deseado) al (inserta lo que te hace único).

Este ejercicio debería llevarte algo de tiempo y de ninguna manera es una tarea única. Tu USP puede cambiar con el tiempo.

Una vez que hayas creado un borrador con el que estés satisfecho, pruébalo. Pregunta a los clientes qué piensan, así como a las personas de tu mercado objetivo. Puedes preguntar a tus amigos y familiares, pero si no están en tu mercado objetivo, toma sus comentarios con un grano de sal. Si encuentras áreas en las que puedes mejorar tu USP, no tengas miedo de hacerlo. Con el tiempo, el ejercicio se volverá más fácil y podrás crear una USP de la que puedes estar orgulloso.