¿Por qué es que Netflix puede anunciar un ligero aumento de precio y la mayoría de la gente se encoge de hombros, pero si el precio de una barra de pan sube, las masas están listas para disturbios en las calles? Puede tener que ver con valor y valor percibido. Una cosa es segura, siempre corres el riesgo de perder el negocio y la confianza del cliente incluso con un ligero aumento de precio.

Una de las tareas más desafiantes a las que se enfrentan las empresas con regularidad es mantener a sus antiguos clientes cuando aumentan el precio de sus productos. Con el aumento de las condiciones del mercado, la inflación de precios y los factores económicos mundiales, existe un requisito para mejorar también el precio de los productos y servicios. Sin embargo, esto no es una tarea fácil.

Hay amplios riesgos involucrados. Debido a que existe la posibilidad de que en el momento en que aumenten los precios, los consumidores existentes perderán su lealtad hacia el producto y buscarán alternativas más baratas. Como resultado, el producto puede perder muchos ingresos.

Explicación de la subida de precios

Si el escenario del mercado es tal que no hay otra opción que aumentar el precio, entonces uno requiere incrementarlo. Por ejemplo, puede darse una situación en la que el proveedor del producto haya aumentado sus precios aproximadamente un 10% en el último año. Entonces no puedes evitar sino aumentar los precios al menos en un 5%. Se puede dar una explicación a la base de clientes de que el precio del producto se ha incrementado parcialmente y no completamente, y esto puede ayudar a retener a tus clientes.

Comparación “Siempre podría ser peor”

En situaciones en las que tus competidores hayan aumentado sus precios, es importante divulgar esta información a la base de usuarios. Una comparación entre el aumento de precio del producto competitivo y tu producto les ayudará a comprender el potencial real de tu producto.

A veces, tus clientes harán esto por ti. Netflix ha anunciado incrementos de precios varias veces durante los últimos 5 años. Muchos acudieron a las redes sociales para expresar sus opiniones. Aunque no faltaron las quejas, muchos clientes compararon el precio de Netflix con el precio de la televisión por cable, que es mucho más caro.

Otra manera de que funcione un enfoque de comparación es permitir que algunos clientes sigan usando tu producto o servicio por el mismo precio, pero eliminando una característica u opción. Para usar Netflix nuevamente, en 2016 anunciaron un aumento de precio de $7.99 a $9.99. Los clientes que querían seguir disfrutando de Netflix tal como está ahora pagarán $9.99. Sin embargo, si algunos clientes no quisieran pagar ese precio, aún podrían tener acceso completo al sitio por $7.99 pero no podrían verlo en HD o verlo en varias pantallas.

Este tipo de comparación permitirá a los clientes ver la diferencia en el servicio y luego decidir si vale la pena pagar los 2 dólares adicionales para ver House of Cards en HD. Por cierto, lo es.

“Sin embargo, es posible aumentar los precios sin agregar un servicio completamente nuevo a tu arsenal. En su lugar, entregar un resultado mejorado”.

Valor añadido

La mejor manera de retener a los usuarios antiguos y aumentar el precio es agregar algo al producto para aumentar su valor. Una buena oferta, como se denomina comúnmente en el mundo de los negocios, garantiza que tus consumidores permanezcan unidos a tu producto, incluso si se produce un cambio en el precio.

Es muy importante que el valor que estás agregando valga la pena para el cliente. Agregar una característica que no sea valiosa para el cliente solo será contraproducente para ti. La regla de oro es no cobrar por cambios cosméticos. Si produces una línea totalmente natural de té helado, mejorar los diseños de etiquetas, por ejemplo, no es una buena razón para cobrar a los clientes. Pero agregar jugo de avena o granada a tu té puede ser una buena razón para que los clientes paguen más.

Esto será más difícil para aquellos de ustedes en la industria de servicios. Agregar un servicio significa más tiempo que debes dedicar. Sin embargo, es posible aumentar los precios sin agregar un servicio completamente nuevo a tu arsenal. En su lugar, entregar un resultado mejorado. Si eres propietario de una empresa de marketing digital, en lugar de ramificarse hacia el marketing fuera de línea, ofrece una mayor exposición para tus clientes a través de diferentes redes sociales y blogs.

Transformaciones de cantidad

Otro truco es transformar la cantidad. Aquí se recomienda uno para ofrecer un producto de gran cantidad a menor precio. Los clientes obviamente buscarán productos con gran cantidad. Por ejemplo, un cliente generalmente compra una bebida de 4 botellas a un precio particular. Ahora, ya que el precio general se ha mejorado, obliga al cliente a comprar un juego de bebidas sellado de 6 paquetes a un buen precio. Por lo tanto, se reduce el costo pero se mantiene el beneficio.

Freemium

Un producto premium o freemium es aquel que implica el reposicionamiento de precios. Aquí, se recomienda a los clientes comprar un producto alternativo que cueste más pero que sea tan atractivo que los clientes no se pierdan. Para un producto premium de alto precio, una oferta gratuita también ayuda a mantener a los clientes vinculados con la marca. Por lo tanto, el producto premium te ayudó a aumentar su precio, pero la adición de freemium mantuvo intacto el cociente de atracción.

Dropbox es un buen ejemplo de cómo ofrecer un freemium. Le permiten usar el software para hacer copias de seguridad y compartir archivos. La primera vez que utilicé Dropbox fue cuando el fotógrafo que tomó las fotos de mi boda quería que las revisáramos. Me encantó. Pero la versión gratuita de Dropbox te permite usar solo 2 GB de espacio. Esa cantidad de espacio se puede utilizar con bastante rapidez. La versión premium es de $9.99, que es asequible y valiosa para quienes usan muchas fotos y videos.

Elige el momento perfecto

El tiempo es el aspecto más crucial en cada negocio. Si el precio de un producto aumenta en un momento en que el año está llegando a su fin, se toma como un paso natural. Como resultado, los clientes no se pierden. La gente espera cosas nuevas en un Año Nuevo y, por lo tanto, incluso si el precio de un producto aumenta en este momento, la gente lo acepta de forma natural. Se debe a que esperan que se agregue un nuevo valor al producto existente debido a que su precio ha aumentado.

Lanzamiento lento

La idea básica es no apresurarse en absoluto cuando se trata de la inflación de precios. Los precios de los productos o servicios deben mejorarse gradualmente y no de repente. Un crecimiento pequeño y exponencial en el precio no causará un efecto adverso en tu producto. No perderás viejos clientes rápidamente. Una subida repentina de precios puede causar un efecto negativo en toda tu base de usuarios de una sola vez, lo que crea una enorme cantidad de pérdida de dinero, clientes y reputación.

El enfoque de prueba gratuita

La última forma de realizar esta tarea es someterse a un método de prueba y error. Pero aquí hay una advertencia; no importa cuánto planees, todavía existe el riesgo de perder algunos clientes en la víspera de un alza de precios. Por lo tanto, no hace mucho bien preocuparse por ello. Si el requisito de la mejora del precio es tal que es absolutamente obligatorio, entonces debes aumentarlo moderadamente.

Conclusión

Un pequeño cambio en el precio no afectará negativamente al negocio. Para concluir, debes comprender las condiciones del mercado y las actividades de tus competidores para tomar decisiones estratégicas sobre las inflaciones de precios. Los comentarios de tus propios clientes también pueden ayudarte a obtener una perspectiva invaluable sobre tu producto y su precio.