Como empresario, tienes muchas cosas que hacer. ¿Cómo demonios encontrarás tiempo para viajar? Bueno, será mejor que encuentres ese tiempo, el tiempo para salir y ver el mundo.

Viajar es una experiencia única para todos nosotros, pero especialmente para los emprendedores. Según el informe de Brightpark Edu-Travel, el 94% de los líderes empresariales en Estados Unidos piensan que viajar tiene una correlación directa con la ventaja competitiva en el lugar de trabajo.

Olvídate de tus viajes de negocios habituales en los que rara vez puedes salir de conferencias y cumbres para sumergirte en culturas extranjeras. Aquí estamos hablando de aventuras y desafíos reales.

¡A continuación, puedes encontrar las siete lecciones valiosas que esperamos que te convenzan de empacar tus maletas y partir para tu próximo viaje!

Aprenderás a adaptarte

Como sabes, viajar puede estar lleno de sorpresas. Y es probablemente la razón por la que muchas personas prefieren quedarse en la comodidad de sus hogares. Apuesto a que las sorpresas no siempre son agradables. Pero como empresario, debes saber lo que significa salir de tu zona de confort y asumir los riesgos. De eso se trata exactamente la administración de tu negocio, enfrentar los desafíos y aprender cómo superarlos. ¡Buena suerte con todos los vuelos cancelados y documentos perdidos!

Además, te organizarás. Estoy seguro de que ya lo estás, pero siempre hay espacio para mejorar. Coger vuelos y ver todos los destinos en tu lista es todo acerca de la administración del tiempo. Así que cuando vuelvas, tu negocio también se volverá más estructurado.

En el otro lado del mundo, todavía deberás vigilar tu negocio. ¿Cómo haces eso? Solo trabaja con lo que tienes. Tener que trabajar con recursos limitados te hará apreciar lo que tienes y te hará más flexible.

Expandirás tu red

Es posible que sientas que has dominado todas las habilidades de red posibles. Pero no puede estar seguro hasta que viajes por el mundo y conozca diferentes culturas. Mientras viajas, tendrás chats e irás a almorzar con personas que de otra manera nunca hubieras conocido. Te contarán historias increíbles y harás lo mismo por ellas.

Como empresario, nunca debes perder el conocimiento de la interacción humana genuina. Lo sé, los horarios ocupados lo dificultan, ¡pero eso debería ser una parte esencial de quién eres!

En el aspecto profesional, nunca sabrás de dónde vendrá el próximo inversionista o socio comercial. Así que incluso mientras disfrutas de tus vacaciones, siempre revisa nuevas oportunidades. Además, no olvides que la conciencia cultural equivale a mejores habilidades de comunicación. Nunca puedes tener mucho de eso.

Te pondrás más a tierra

Viajar destruye las ilusiones para mejor. Con tanta información a nuestro alcance, sentimos que sabemos exactamente cómo es el mundo. De hecho, a menudo somos ignorantes de ver la verdad. Hay muchos estereotipos que estamos acostumbrados a dar por sentado. Por muy cliché que parezca, viajar nos abre los ojos y nos permite ver el mundo desde todos los lados posibles, bueno o malo.

Como empresario, la confianza es un rasgo que debes tener en cuenta. Pero cuidado, ya que se puede romper fácilmente. Los entornos cambiantes realmente revelarán lo poco que sabes en el gran esquema de las cosas. ¡Así que prepárate para tu próximo cambio de paradigma en el camino!

Reevaluar tu negocio

Obtendrá una mejor idea de lo que le interesa a las personas de todo el mundo. Deja que tu modelo de negocio interactúe con diversas culturas y ve qué puedes obtener de eso.

Tus prácticas comerciales no deben ser escritas en piedra. Nunca dejes de buscar nuevas soluciones, y siempre sé curioso. Quizás tu programa de beneficios para empleados necesite mejoras, o tu marketing se haya quedado atrás con respecto a las últimas tendencias. No esperes encontrar una respuesta a una pregunta específica. Viajar siempre te enseñará lecciones, pero nunca sabrás exactamente qué.

Crecerá personalmente

Creces personalmente cuando has salido de tu zona de confort. Y para eso es viajar. Al descubrir las gemas ocultas del universo, prepárate para pasar por cambios innovadores. Viajar se trata de descubrirte a ti mismo también.

Como empresario, siempre debes mirar dentro de ti mismo y ser consciente de las elecciones y decisiones que tomes. Los giros y vueltas de los viajes llamarán la atención sobre tus fortalezas y debilidades.

Te motivarás

Te ayudará a salir del bloqueo empresarial. No dejes que la rutina diaria te controle. Las rutinas afectan gravemente nuestra imaginación. Y tan pronto como eso sucede, solo disminuye la productividad.

Nuevos lugares y nuevas personas aumentarán tu energía. ¡Sé vigilante y te sorprenderás de cuántas ideas nuevas tendrás! Así que cuando regreses, le darás a tu empresa la actualización que merece. Viajar puede incluso inspirarte a comenzar un nuevo negocio. ¿Porqué no?

Te relajarás

Como empresario, necesitas cuidar bien tu salud. Con toda esa carga de trabajo, es difícil. Pero quemarse no es algo que los empresarios deberían dejar que se convierta en parte de sus vidas. Así que tómate un tiempo libre y revalúa tus prioridades. Viajar te hará volver a ponerte de pie.

Además, tendrás algo de tiempo para pensar. Puede que estés cansado de tomar decisiones bajo presión, y eso está bien. Tómate tu tiempo y solo reflexiona sobre lo que estás haciendo con tu vida profesional y personal.

Vale la pena recordar que viajar no es una experiencia en sí misma. Es la forma en que percibimos el mundo que nos rodea y nuestro lugar en él que puede convertir una experiencia simple en una lección de vida. Después de que tu viaje llegue a su fin, piensa cómo integrarás algunas de esas experiencias en tu vida diaria. Viajar también te hará un mejor líder. Los grandes líderes siempre tienen el panorama más amplio en mente.

Debe haber un lugar que siempre hayas soñado visitar. Entonces, ¿qué esperas?