Ser tu propio jefe es un sueño compartido por muchas personas. Tener lecciones del mundo real en las que basarse te da una mejor idea de cómo operan las empresas y las personas. Sin embargo, si estás pensando en comenzar tu propia empresa, es posible que ya tengas la experiencia para superar las probabilidades

Trabajos que proporcionan una experiencia valiosa para los empresarios

El éxito requiere una variedad de habilidades. Incluso si contratas a un buen equipo, es tu empresa y necesitas saber cómo trabajarán en conjunto todos los procesos. Aquí hay algunos roles de trabajo que pueden proporcionar información invaluable cuando sales por tu cuenta.

1. Roles de marketing y publicidad

Considera que la publicidad es una forma de marketing, pero todo marketing no es publicidad.

Ambos te permiten ampliar tu alcance en el mercado y aumentar las ventas. La comercialización de tu empresa se reduce a un concepto básico: comprender a tus clientes para que puedas darles lo que quieren. Si tienes experiencia en marketing para aprovechar, ya entiendes las necesidades y deseos de los clientes y qué motiva a los compradores.

Quienes realizan campañas de marketing también aprenden a recopilar y analizar datos.

El análisis de datos permite a los equipos de marketing determinar qué funciona mejor y enfocar sus esfuerzos para maximizar la respuesta de sus clientes y prospectos. Puedes utilizar tus propios datos para generar continuamente más ingresos a un costo menor.

Sabes que las redes juegan un papel importante si has trabajado en uno de los siguientes:

  • Publicidad
  • Márketing
  • Relaciones públicas

Las personas con experiencia en marketing conocen la importancia de las imágenes, la marca y los lemas. Si has trabajado en este rol, es probable que ya tengas un buen conocimiento de la publicidad, el marketing digital y las redes sociales.

Puedes traducir fácilmente lo que has aprendido en el desarrollo de una nueva identidad comercial y crear una audiencia propia.

2. Asesor Financiero

El éxito de cada empresa depende de una cosa: el flujo de caja positivo. Conocer el mundo de las finanzas puede ayudarte a planificar y encontrar recursos para financiar tu empresa, ya sea que estés planificando una expansión, manejando desplomes del mercado o proyectos especiales.

Los asesores financieros ayudan a otros a obtener el mejor retorno de tu inversión. Esa es la misión básica de cualquier empresa. Armado con habilidades financieras, te conviertes en tu propio cliente y creas tus propias fuentes de ingresos.

En el futuro, tu compañía puede apoyarse en fuentes de ingresos adicionales, tales como:

  • Crédito
  • Prestamos
  • Inversores

También tienes necesidades de rutina como el balance de los libros, impuestos, nómina, seguros y más. Todo esto es más fácil de mantener y hacer con precisión si tienes una sólida formación en finanzas.

Podrás revisar el rendimiento anterior para obtener información o reaccionar más rápidamente para cambiar.

Un empresario exitoso calcula el riesgo en cada inversión. Comprender las finanzas también mejora tu capacidad para detectar oportunidades rentables que pueden quedar fuera de tus operaciones normales.

3. Ventas y empleos de recursos humanos

Si bien las ventas y los recursos humanos pueden parecer funciones completamente diferentes, tienen importantes similitudes. Principalmente, ambos se relacionan con la comunicación y la construcción de relaciones y te ayudan a mejorar la comunicación y las habilidades interpersonales.

Esto es crucial para ganar la confianza de los empleados y clientes.

No puedes permitirte alienarte. Dependes de que tus empleados sean productivos, y eso significa motivarlos y resolver problemas personales. En el lado del cliente, deseas que tu empresa sea una máquina de ventas donde clientes potenciales prometedores se conviertan rápidamente en clientes de pago.

El personal de Recursos Humanos actúa como intermediarios que mantienen contentos a los empleados y obtienen los mejores resultados para la empresa. Este es un rol desafiante, pero tu capacidad para hacerlo de manera efectiva es esencial para el crecimiento futuro.

Si tienes aspiraciones de dirigir tu propio negocio, debes sentar las bases para ello mientras todavía estás en la universidad. La universidad es un momento en el que aprendes muchas responsabilidades nuevas, como financiar y organizar tu día.

Si bien un trabajo puede ser una carga adicional mientras aprendes para los exámenes, puedes beneficiarte de tener experiencia en el mundo real y aprender a barajar entre diferentes roles, que es algo que necesitarás cuando inicies tu propio negocio. Eso te ayudará a conseguir posiciones más responsables que te llevarán a tu propio inicio.

4. Agente de servicio al cliente

Comprender cómo satisfacer a tus clientes es lo que los hace volver. Enfrentar los desafíos que presentan te ayuda a aprender más sobre ellos y la percepción pública de su empresa.

El empleo como representante de servicio al cliente ayudará a los futuros empresarios a trabajar eficazmente con los clientes.

Los agentes obtienen una amplia experiencia y manejan diferentes cosas:

  • Tratar con las preguntas de facturación
  • Resolución de reclamaciones por daños.
  • Servicios de venta o venta cruzada.

Los clientes pueden ser extremadamente agitados o simplemente curiosos, pero tratarlos de manera positiva es un activo importante a largo plazo.

Incluso si tienes la intención de contratar agentes o contratar un servicio de terceros, el contacto directo con el cliente ayuda a apreciar la experiencia de tus compradores. Identificar problemas comunes y establecer procedimientos para resolverlos aumentará la satisfacción del cliente y aliviará la carga sobre tus hombros. También proporciona una excelente oportunidad para obtener comentarios honestos.

El negocio es competitivo, no importa cuán original sea tu producto o cuán bueno sea tu servicio. La capacidad de lidiar de manera experta con una gran variedad y volumen de problemas enriquecerá la experiencia del cliente. Ayuda a construir la confianza del consumidor y las percepciones de valor que impulsan un nuevo crecimiento.

5. Roles gerenciales

La gestión de las personas, así como los procesos es imperativo. Un buen administrador no solo es experto en construir relaciones y comunicarse, sino también en organizar las actividades y los talentos de los demás. Una de las habilidades más útiles que aprenderá en el rol de gerente es cómo delegar responsabilidades de manera eficiente.

A medida que tu empresa crece, delegar tareas es inevitable. Nadie puede hacer todo bien, todos los días. Si no deseas sentirse abrumado por la demanda, debes designar a las personas adecuadas para que realicen el tipo correcto de tareas, incluso si eso significa tomarse el tiempo para capacitarlos.

La gestión también se trata de desarrollar los mejores procesos. La optimización de los flujos de trabajo es el primer paso para maximizar la producción y reducir los costos. Como líder, debes supervisar y mejorar constantemente la capacidad, la calidad, la seguridad y los nuevos desarrollos para garantizar que tu productividad esté en su punto máximo.

Trabajar como gerente te dará los talentos para mantener las cosas organizadas.

Aprenderás cómo:

  • Asignar tareas
  • Desarrollar el trabajo en equipo
  • Asignar recursos

La experiencia de gestión con personas y desafíos reales te prepara para dirigir una empresa mejor que cualquier otra función.

Un antecedente en uno o más de estos roles puede ser un trampolín para el éxito empresarial.

La experiencia en soluciones y consecuencias del mundo real te abrirá la mente y agudizará tus instintos de una manera que un libro o una conferencia nunca podrían hacer. Pero en última instancia, quieres un estilo que sea todo tuyo. ¿Qué experiencias laborales te han preparado para tener éxito por tu cuenta?