¡Felicidades! Eres oficialmente un emprendedor, ¿y ahora qué? Se ha dado el paso más difícil de este viaje; tomaste los pasos para comenzar tu nuevo negocio, y ahora que todo está en funcionamiento, deseas asegurarte de tener éxito. Los emprendedores más exitosos no construyeron su negocio de la noche a la mañana, y fue necesario un poco de prueba y error. Como nuevo emprendedor, puedes aprender de los demás y ver qué funciona y qué no, es una gran ventaja tener. Si deseas asegurarte de que tu negocio siga prosperando, ¡sigue leyendo!

Desarrolla un plan de cinco y diez años

Este es, con mucho, uno de los consejos más importantes. Al iniciar tu negocio, es importante que establezcas correctamente tus objetivos, no solo para tí personalmente, sino también para tu negocio. Un negocio sin objetivos a corto y largo plazo no funcionará tan correctamente como un negocio que tiene sus objetivos establecidos. Al tener tus objetivos escritos en papel y tener un plan detallado, podrás establecer hitos para tí y tener un nuevo objetivo cada mes para trabajar hacia los objetivos más grandes.

Tómate un tiempo para planificar realmente tus metas, haz que tus metas a corto plazo sean lo más realistas posible y tus metas a largo plazo más extravagantes. Por ejemplo, tal vez tú seas el nuevo propietario de una cafetería que tiene una meta mensual de $50,000 en ingresos; tu objetivo a largo plazo puede ser abrir una segunda ubicación. Estos objetivos son razonables, pero también dejan espacio para querer esforzarse más.

Conoce a tus competidores

Por lo general, esto se hace cuando estás en el proceso de iniciar tu negocio; sin embargo, no deberías terminar ahí. Al investigar a tus competidores periódicamente, no solo podrás ver cómo puedes mejorar tu negocio, sino también mantenerte actualizado sobre las últimas tendencias. Debes evaluar el progreso de tu competidor y tu negocio trimestralmente para asegurarte de que tu negocio funcione correctamente. También sé consciente de los competidores más nuevos.

Al realizar esta investigación, debes preguntarte qué ofrece tu competidor que tú no ofreza. ¿Cómo puedes hacerlo mejor? ¿Qué tienes que ellos no tengan? Hacerte estas preguntas te acercará un paso más a sentirte menos amenazado por tu competidor.

Conecta como un profesional

Esto a menudo se delega y muchos empresarios nuevos no comprenden el poder de las redes. Este es el momento de realmente exponerse y dar a conocer tu presencia en la industria en la que trabajas. Hay varias cosas que puedes hacer para establecer contactos como un profesional: puedes ir a ferias comerciales, convenciones, puedes organizar almuerzos para establecer contactos, e incluso puedes reservarte tú mismo para una charla. Todas estas son grandes oportunidades para realmente exponerte.

Cuando planifica tu estrategia de marketing, recuerda que la creación de redes genera dinero, y si haces recomendaciones para otros colegas, es probable que ellos te recomienden negocios. Por lo tanto, asegúrate de mantener contentos a tus colegas, un colega feliz aumenta tus posibilidades de obtener más negocios.

Toma tiempo para ti mismo

Puedes pensar que necesitas dedicar tu tiempo a tu nuevo negocio 24 horas al día, 7 días a la semana, pero en realidad no es necesario. Al principio, es posible que necesites trabajar más horas para poder configurar correctamente tu negocio, pero una vez que esté en funcionamiento, es hora de que te relajes. Trabajar muchas horas eventualmente conducirá al agotamiento, y no podrás usar el juicio adecuado si tienes falta de sueño.

Asegúrate de tomarse al menos un día completo a la semana para pasar tiempo con tu familia o participar en uno de sus pasatiempos favoritos. Un equilibrio entre el trabajo y el juego te permitirá disfrutar realmente de los frutos de tu trabajo, ¡así que no tengas miedo de tomarte un día libre de vez en cuando!

Obtén una comprensión completa de las legalidades

Iniciar tu negocio puede ser emocionante, y a menudo, delegamos las cosas. La idea de ser tu propio jefe puede ser bastante satisfactoria, y a menudo, nos vemos atrapados en nuestra propia emoción de olvidar los tecnicismos. Antes de comenzar tu negocio, e incluso después de iniciado, debes realizar una investigación sobre los aspectos legales de comenzar el negocio y a qué tipo de responsabilidades es susceptible tu negocio. Aquí hay algunas cosas que debes tener en cuenta al hacer tu investigación.

  • Impuestos
  • Seguro de responsabilidad
  • Permisos

Estas son solo algunas cosas que debes tener en cuenta al comenzar tu negocio. Los impuestos parecen ser un tema delicado, y aunque no es divertido repasar las leyes fiscales, es extremadamente importante que los comprendas plenamente. Lo último que necesitas es tener un negocio en pleno apogeo y luego que la hacienda de tu país te envíe un aviso. Ponerte en contacto con la hacienda por no pagar tus impuestos puede, en última instancia, dejarte pagando mucho dinero y costarte miles de dólares en multas y honorarios legales.

Si todavía es demasiado para que lo consumas, no te preocupes, puedes contratar a un abogado para que te guíe en todo. También puedes considerar contratar a un contador y encargarle que maneje los impuestos y las finanzas de tu negocio; esto te dejará más tiempo para ocuparse de tu negocio.

Conclusión

Iniciar un nuevo negocio puede llevar mucho tiempo, y a menudo, te preguntas dónde puedes mejorar y si estás haciendo las cosas bien. Esto es algo que todo nuevo emprendedor se pregunta, no estás solo. Si sigues los consejos proporcionados en este artículo, estarás un paso más cerca de dirigir un negocio exitoso. Como emprendedor, te hiciste la promesa de que harías todo lo posible para tener un negocio exitoso, y todo eso se podrá lograr si sigues los consejos proporcionados.